28 may. 2012


El dolor está cosido a mi columna vertebral
y
está
empezando a
descontrolarse.
Duerme, imbécil,
duerme
que los párpados son capaces de acuchillarte los ojos
si
los desafías.
-
Estoy hecha de
cera
y mis treinta y nueve grados cardíacos
comienzan
a consumirme...
Detente, ¿quién va a preguntar por ti?

No hay comentarios:

Publicar un comentario