14 feb. 2012

No puede evitar sentirse transparente




Una dosis de cafeína más y 
le abre las puertas
a la 
cobardía,
al silencio
y a los cierres herméticos
que le dejan
-
no respirar

.
.



Y así, plaf
de un momento a otro
desapareceré.
O eso querría;
sin nada de magia ni sandeces parecidas,
me conformo con dejar de sentir cómo la sangre
(y la vida)
corretea por mi cuerpo,
y silenciar
ese repugnante murmullo que me dice que aún sobrevivo a esto
"Tuve que vomitarlo, tarde o temprano iba sentirme mal. Todo me molesta, y yo respondo a ello con unas cuantas caras de asco. Después, bueno... después noto que algo me come por dentro, pero no te preocupes, a estas alturas solo me hace cosquillas..."

1 comentario:

  1. Siempre pensaré que cada gota del océano es una pesadilla de alguien que en algún sitio, tuvo que expulsarla de su cuerpo.
    Me gustaría que te pasaras por mi última entrada! :) Un saludo! :)

    ResponderEliminar