3 dic. 2010

Por un día voy a alquilar el sol, y le pagaré para que se esconda.

No hagas que quiera más de ti, olvídate de todo eso que tanto me gusta, no me cuentes todo eso por lo que sabes que pierdo la cabeza, no me recuerdes cómo era tu cara, y sobre todo, no te vayas de mi vida, aunque te lo pida mil veces, aunque sea lo que más quiera. Y si me pongo de rodillas, ríete y llámame amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario