7 dic. 2011

'Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos'



 Me he acostumbrado a pensar que no eres más que una casualidad errónea. Ciento ochenta y tres días en los que notamos más de lo que debíamos el aire entre los dos. Siempre supe que nos respirábamos con dificultad, soy como polvo para tus pulmones. Que ni lo más grande significa  una mierda para ti, pero en cambio a mí se me anuda en la garganta hasta tal punto de poder decir que estoy ahogándome. Ahogándome en tus ojos, en las imposibilidades, en ti. Esquivaste al olvido innumerables veces,  y estoy tan desfallecida que te permito quedarte todo el tiempo que necesites para destruirme. Siéntete orgulloso, dueles muchísimo más de lo que te imaginas. Aunque claro, nunca comprendes nada, ni siquiera llegaste a acercarte jamás a saber todo lo que hubiera dado yo por ti. Y que seguiría dando, por mucho que me cueste admitirlo. Que nunca antes una sonrisa me había debilitado de esa manera y a su vez me había reconfortado tanto. Pero ahora mi corazón deja de latir cuando te oye mirándome. Por más que le tapo los oídos, sigue sintiéndote, usando el sexto sentido que tienen los amores ciegos.  Nos dejamos llevar por la marea y quién sabe en qué  orilla acabará cada uno. Y a pesar de lo patético que resulte, aún  le pago a mi almohada unas cuantas noches contigo. Que ya sé que no te importan mis penas en absoluto, pero yo no te pido que me escuches ni que me leas. Que ya estoy aburrida de aparentar ser fuerte, porque si algo me has demostrado, es que no sirve de nada. Y yo, yo no puedo evitar seguir hundiéndome mientras tú me faltas.




"-Cruzaría a nado el Pacífico con tal de verte.
-Pero eso sería muy peligroso.
-No hay cosa más peligrosa que estar enamorado, y puedo asegurarte que a estas alturas una jodida charca de agua no es un obstáculo entre tú y yo."

4 comentarios:

  1. ¡Que texto más triste! Yo creo que no la merece y aunque ahora no, llegará un momento en el que será fuerte y superará su amor.

    ResponderEliminar
  2. No se que decir, lo has dicho todo tú. Preciosas palabras, un saludo! :)

    ResponderEliminar