25 jun. 2010

Mira a la niña de la sonrisa rota.



Érase una vez, un cuento que se acabó antes de tiempo. Sin un final bonito, sin que le restregaran a nadie que comieron perdices y no le dieron porque no quisieron, sin que todo acabase bien, sin que fueran felices, sin un hada mágica que hace todo más maravilloso, sin animales que hablan y ayudan, sin un príncipe, y sobretodo, sin el beso tan esperado. Se llamó vida real, y solo había dos protagonistas. Tú y yo.

2 comentarios: