9 oct. 2010

Eterno.


A veces merece la pena seguir adelante, sin que nada interrumpa, decidida a emprender un nuevo camino, sin temer al pasado, y por supuesto, sin miedo a lo que pueda pasar, sin miedo al destino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario